¿Quién hace las fotos?

miércoles, 05 de septiembre de 2007

No tengo vitola de “gurú” técnico, ni la deseo, siempre he abogado por la experimentación y la aplicación práctica, por lo tanto a veces me resulta cansina tanta insistencia en vanas discusiones técnicas alrededor de la fotografía. Puedo ser de los fotógrafos a quien menos le gusta hablar o discutir detalles técnicos de múltiples tipos. Cuando surge ese tipo de conversación en los colegas que acompañan, suelo salirme por la tangente o marcharme a hacer fotos.

Todo este mensaje no significa que no conozca las técnicas, pero en general hablar de ellas me aburre bastante y me quita tiempo para hacer más fotos.

Mi teoría es que mientras la cámara fotográfica y por extensión todo el equipo funcione perfectamente, el resto depende sólo del factor humano.

Las fotografías las hace la persona, no la máquina tanto si es moderna de última generación como si no. Si te sabes de memoria toda la teoría lumínica, óptica de los objetivos y características técnicas de tu cámara, muy bien, enhorabuena. Pero eso no garantiza que sepas hacer buenas fotos.

Los más grandes fotógrafos de la historia en el mundo han tomado todas sus imágenes, grandiosas, con una sencilla Leica.

Por lo tanto, cada vez que asisto a alguna conversación, o foros de internet, donde los grandes expertos y gurús se afanan en demostrar quién sabe más o “quién se sabe de memoria las especificaciones técnicas de la nueva cámara digital Canon o Nikon”, comienzo a pensar en otras cosas no relacionadas, huyendo de una nueva discusión inútil.
Curiosamente, se da la paradoja de que muchos de estos “expertos” jamás han publicado o vendido ninguno de sus trabajos y que por muchos conocimientos teóricos que tengan, algunas imágenes que muestran son muy pobres.
En internet esta tendencia a perder el tiempo hablando de detalles y más detalles técnicos, es todavía mucho peor. Esto lo veo día a día en varios foros, de los más conocidos en Fotografía en español, donde uno detrás de otro se dan cabezazos unos contra otros discutiendo sobre si un píxel u otro, o sobre si CMOS versus CCD, y demás historias que a modo personal considero una gran pérdida de tiempo.
Hay que conocer la técnica, sí, pero el nivel de súper-experto que se sabe de memoria el listado de especificaciones de una cámara o un objetivo, aparte de no tener en la mayor parte de los casos utilidad práctica ninguna, quita mucho tiempo para lo verdaderamente importante: hacer buenas fotografías y disfrutar haciéndolo.

Deja un comentario