Reivindicar la cualificación

En los entornos del nuevo mundo digital se da un fenómeno curioso: en muchas ocasiones no se valora, o directamente se desprecia, la cualificación y la experiencia. A veces da la sensación de que el usuario medio de Internet concede más valor al comentario vertido por cualquiera en cualquier foro o lugar, en lugar de apreciar el texto principal de una noticia, o el artículo escrito por periodistas y con las opiniones de expertos en el tema.

Así, parece que se da menos valor a la cualificación y la experiencia, despreciando esos valores de una forma tan tonta que si creemos los comentarios bajo las noticias de los periódicos digitales -que critican sin reparo y con poca vergüenza, tanto al periódico como al periodista, como a los protagonistas de las noticias- tendríamos dibujado en la mente un mapa de un universo paralelo que pertenece a una realidad inexistente, distorsionada y falsificada.

La cualificación, en forma de preparación académica o reglada para ejercitar una determinada profesión, es un valor que no debe ser olvidado ni aparcado nunca. Tampoco se debe menospreciar la experiencia, entendiendo experiencia y conocimientos como el saber directo, no el hecho de ‘haber leído en un foro’, o ‘alguien comentó que…’, ya que con esa falsa sensación de conocimiento no comprobado ni examinado, muchas veces se confunden más las cosas en lugar de llegar a ninguna conclusión válida o interesante.

Eso de ‘alguien comentó en un foro que…’ visto en Internet, equivale a las conversaciones en la barra de un bar, de escaso valor. Salvo que usted pueda verificar quién dice qué y comprobar cuál es su cualificación para decir lo que dice, en ese caso sí puede ser una aportación interesante y valiosa.

Deja un comentario