FILMIN, el paraíso para el cinéfilo clásico, independiente y alternativo

FILMIN, el paraíso para el cinéfilo clásico, independiente y alternativo

Con la proliferación de plataformas de vídeo bajo demanda los aficionados al cine estamos de enhorabuena, aunque nada es igual que ir a ver las películas en pantalla grande.

Netflix, HBO, SKY…los más grandes distribuidores de contenido compiten en un mercado en el que uno de los jugadores más peculiares es FILMIN.

La plataforma, que surgió en 2007 pero fue relanzada en el año 2010, ofrece un impresionante catálogo de cine clásico, cine independiente, cine español, rarezas fílmicas inclasificables y documentales. Las cifras que suele manejar FILMIN superan los 10.000 títulos disponibles, que se pueden visionar con una suscripción o mediante un pago por cada contenido único.

En otras plataformas, más centradas en el cine y en las series de mayor éxito comercial, se pueden encontrar los grandes éxitos del momento como Juego de Tronos, entre otras, mientras que en FILMIN encontramos series más antiguas como Poirot interpretado magistralmente por David Suchet, y un gran abanico de películas clásicas que van desde West Side Story hasta cine clásico, social y comprometido representado por varias cintas de Samuel Fuller.

Para quienes tenemos un espíritu cinematográfico de corte clásico, más bien independiente y en ocasiones alternativo, FILMIN es la plataforma ideal, ya que para los grandes éxitos del momento están otras empresas, y esto forma parte de una clara estrategia de contenidos de FILMIN, que sabe que su segmento de mercado está ahí, en un lugar muy preciso de los espectadores.

En los últimos días FILMIN ha tenido el acierto de incorporar a su catálogo, en tiempo récord, la Oscarizada y premiada en Cannes película Parásitos, que se puede ver tanto doblada en español como en coreano y con subtítulos. Sin duda, todo un acierto, dada la novedad de este fenómeno fílmico.

En cuanto a las carencias o puntos negativos, FILMIN tiene llamativas ausencias como Casablanca y otras cintas del Hollywood clásico, y quizá un exceso de contenidos no doblados al español y solo disponibles en Versión Original con subtítulos, algo que en ocasiones echa para atrás a muchos espectadores no tan puristas.

Sin embargo, la valoración global final del catálogo de FILMIN es más que sobresaliente, porque hay tanto contenido para ver, y tantas propuestas de altísima calidad, que a veces pienso que no tenemos vida suficiente para verlo todo.