Imágenes y estereotipos

En los entornos académicos, siempre se ha analizado la repercusión que pueden tener los mensajes visuales y la influencia mutua entre los medios de comunicación (Televisión, prensa, radio, etc.) y la propia realidad, a la hora de la creación o mantenimiento de estereotipos sociales.

El espectador, que en ocasiones no recibe con capacidad crítica estas situaciones y publicaciones de imágenes y creaciones visuales, a veces asimila sin más profundidad las imágenes ofrecidas como un ‘estereotipo’ de un concepto concreto.

En este sentido, se plantea la hipótesis de la influencia que ejerce la violencia televisada o fotografiada sobre la sociedad real. También se plantea si la violencia fotografiada o televisada genera violencia en el mundo real, o influye sobre esa violencia para potenciarla, o si la televisión se limita a reflejar y actuar como simple transmisor de una realidad que es violenta en sí misma.

Analizar si las imágenes estereotipadas también contribuyen a la creación de la realidad tiene un punto de interés para intentar saber si estas imágenes contribuyen a crear la realidad, o por el contrario tan sólo la reflejan o describen, por lo tanto reforzando esa realidad.

En el caso de las fotografías, y más concretamente las fotografías ‘de archivo’, el mensaje visual enviado es en todos los casos ‘estandarizado’, usándose la misma imagen, que en teoría representa un determinado concepto o estereotipo, repetidas veces dentro de entornos o usos diferentes.

Pero, ¿se interpreta de la misma forma? Con las imágenes de archivo siempre se transmite, en este caso, una representación estereotipada de un determinado concepto, sin muchas variaciones creativas o adaptaciones al distinto texto o medio donde son publicadas o utilizadas. Sin embargo, la interpretación puede ser ligeramente diferente dependiendo del espectador y su entorno cultural.

Estereotipos y originalidad

El referente cultural al que nos auto-referimos al ver determinadas imágenes estereotipadas es un punto clave a la hora de visualizar e interpretar las imágenes y sus conceptos relacionados. Una fotografía ‘estereotípica’ de una mujer rubia, de pelo largo, amplia sonrisa y rasgos nórdicos, puede ser el ideal de belleza en Europa, pero quizá no se corresponda al mismo ideal en Latinoamérica. Y saber interpretar cuál es nuestro mercado objetivo, o realizar conceptos lo suficientemente amplios y genéricos pero de una gran calidad, es una gran parte del éxito.

Por otro lado, ¿se puede ser original dentro de un mercado de imágenes estereotipadas? Por supuesto, existen multitud de creadores fotográficos y visuales que han logrado encontrar su propio estilo, con el que representan conceptos comunes o habituales, pero de un modo tan personal y característico que sus creaciones son identificadas con mucha facilidad, incluso superando barreras culturales o geográficas.

Superar o mejorar estereotipos de imagen, es una dura salida para destacar en el mundo de la fotografía y la creación, pero no es imposible. Si la imagen crea la realidad o la refleja es un amplio debate con muchas ramificaciones.

Deja un comentario