Menéame y el periodismo

Un conocido periodista aseguró que Menéame (www.meneame.net) era “peligroso”. En esa apreciación coincido parcialmente, porque sí considero que la página tal como está concebida actualmente tiene más sombras que luces.

El famoso sitio web Menéame.net, funcionando como una especie de agregador de noticias, permite a Tirios y Troyanos, mayormente poner a parir a la SGAE un día sí y otro también en las noticias que consiguen llegar a portada, pero tiene muchas zonas oscuras, más que luces, y encierra mucho peligro al confundir la selección de las noticias con una verdadera selección de noticias.

Las noticias. Ciertamente, como periodista, Menéame puede ser considerado peligroso porque permite a cualquier individuo sin cualificación en la inmensa mayoría de los casos, la posibilidad de valorar y crear una portada con supuestas noticias, textos que la mayoría de las veces se seleccionan sin ningún criterio ni validez de ningún tipo, olvidando el trabajo periodístico realizado por profesionales, que son quienes sopesan y valoran la importancia de las noticias para generar portadas con noticias de verdad o con análisis válidos de la realidad.

Entre las “noticias” (el entrecomillado en la palabra “noticias” es intencionado) de portada que pueden verse un día cualquiera en Menéame están “cosas” tan importantes como, por ejemplo, “¿Se calienta más al sol un coche negro que uno blanco?”, o noticias repetidas o no contrastadas con ninguna fuente fiable o medios de comunicación online serios y respetables, incluso muchas veces directamente sacadas del “blog” personal de gente que puede ser respetable pero que en muchos casos ofrecen sus opiniones personales, no ofrecen noticias.

Quienes únicamente usen la web Menéame para informarse diariamente, sin leer otras fuentes serias y respetables de noticias, obtendrán una visión pobre, sesgada y quizá también manipulada de las noticias

Quienes únicamente usen la web Menéame para informarse diariamente, sin leer otras fuentes serias y respetables de noticias, obtendrán una visión pobre, sesgada y quizá también manipulada de las noticias. A decir verdad, en ocasiones los periódicos digitales o impresos también “sesgan” las noticias, pero en muchas ocasiones siempre se sabe quién escribe qué en cada medio de comunicación, un pequeño detalle que es muy difícil de averiguar cuando se trata de Menéame o muchos “blogs” anónimos en internet que allí se referencian.

En Menéame, las noticias realmente relevantes muchas veces pasan desapercibidas o incluso son votadas negativo y nunca o casi nunca llegan a portada. Además, la clara orientación ideológica de los grupos de usuarios ya formados -es evidente que existen esos grupos de usuarios, hay quien por ahí los llama “la mafia de Menéame”, algo que considero exagerado y fuera de lugar, pero sí veo muy evidente la existencia de grupos organizados que se coordinan para votar noticias- es fácil de comprobar cuando los usuarios votan “en masa” negativamente determinadas noticias de algunos bandos políticos y otras, por el contrario, llegan rápidamente a portada con sólo tener “p2p” o “SGAE” entre sus palabras clave.

Otras noticias, sin embargo, de mucha mayor importancia y relevancia nacional e incluso internacional, jamás llegarán a la portada de tan ilustre página e incluso serán votadas negativamente en masa, por los mismos grupos, que arrastran a otros miles de usuarios seguidores.

Los comentarios. Entre los miles de comentarios bajo las noticias destacadas es difícil encontrar alguno útil. Se pueden ver incluso peligrosas afirmaciones, por ejemplo, sobre temas jurídicos relacionados con propiedad intelectual, derecho laboral o muchos otros temas, comentarios equivocados que en muchas ocasiones se expresan como si vinieran de supuestos “expertos”. Todo da como resultado la confusión del lector y en muchas ocasiones la creación de conclusiones equivocadas.

Además, usuarios de Menéame, con pocos conocimientos de periodismo y menos conocimientos todavía de gramática (viendo cómo se escriben muchos de los comentarios, es difícil entender la osadía en corregir la gramática de profesionales), pretenden criticar cómo se escriben los titulares o las noticias de periódicos tan prestigiosos como El País, El Mundo o el ABC, por citar tan sólo unos pocos.

Menéame posee un enorme potencial que puede ser desarrollado de otra forma mejor

Como idea de servicio, una web como Menéame puede considerarse muy interesante en cuanto a la interactividad con el usuario, y posee un enorme potencial que puede ser desarrollado de otra forma mejor.

Pero la selección de noticias en portada, así como otros detalles del servicio, deberían ser administrados por profesionales cualificados, para evitar la corrupción del sistema por grupos de usuarios, algo que ya lleva mucho tiempo pasando, creando la peligrosa sensación de que Menéame es un sitio “de referencia” cuando en realidad la mayoría de las veces es tan sólo una web que recopila notas anecdóticas y comentarios no muy afortunados.

Deja un comentario