El gestor de contenidos como escollo a la innovación y creatividad

No existe ningún gestor de contenidos en línea (en inglés Content Management System, CMS) perfecto para todas las necesidades de las publicaciones, sin embargo después de años de presencia en la red, llama la atención que todavía existan algunas limitaciones en los gestores más populares.

Estas limitaciones técnicas a veces dificultan la forma en la que los contenidos generados por el periodista son mostrados, en ocasiones se trata tan solo de pequeños problemas de maquetación o de ubicación de los contenidos, en otras ocasiones sencillamente el gestor seleccionado no es el más apropiado para el contenido.

Seleccionar un manejador de contenido, gratuito, de pago, o creado desde cero, es una decisión que debe ser meditada y planificada con detalle si se trata de un proyecto comercial destinado a extenderse en el tiempo.

Introducir nuevas ideas, innovar en un proyecto o crear nuevas funcionalidades debe estar potenciado por un manejador de contenidos que sea capaz de flexibilizar su estructura y facilitar todos las futuras modificaciones. Cambiar de un manejador a otro no es fácil, incluso en muchas ocasiones es extremadamente difícil, y no podemos arriesgarnos a perder el contenido generado durante años y sus correspondientes enlaces y referencias en línea.

-Joomla!: Durante varios años (se aprende de los errores) este ‘blog’ personal estuvo gestionado con Joomla! (www.joomla.org) algo que fue un error desde el principio. Joomla! es un extraordinario y potente gestor de contenidos, pero no es una buena plataforma para un ‘blog’ personal.

Desde su inicio, Joomla! no se ha llevado bien con las estrategias SEO ni con los motores de búsqueda. La infraestructura básica de Joomla! depende, en buena medida, de ‘plugins’ externos que mejoren la creación de direcciones URL que puedan ser fácilmente registradas por los motores de búsqueda, de otra forma el manejador de contenidos seguirá creando por defecto direcciones ilegibles.

Joomla! es apropiado para mantener revistas, periódicos, incluso comunidades sociales en línea, en definitiva contenidos que requieran una ubicación precisa en la plantilla, y un control exacto de la información y los contenidos, tal como se quiere que el lector los perciba.

También, Joomla! dispone de añadidos que permiten una gestión publicitaria compleja, así como también complementos para presentaciones gráficas y visualización de datos, algo en lo que supera a los demás manejadores de contenidos.

Sin embargo, Joomla! es demasiado potente y tiene una estructura demasiado compleja para gestionar un ‘blog’ personal. Por el contrario, WordPress es el ganador a la hora de seleccionar un manejador de contenidos apropiado para una bitácora personal.

-WordPress: Sin duda WordPress (www.wordpress.org) es el rey de los manejadores para ‘blogs’ personales, aunque existen cientos de plataformas para bitácoras.

Una de las mayores ventajas de WordPress reside en su sencillez de uso. La publicación de nuevos artículos y su ilustración con imágenes, vídeos o sonidos es muy fácil y rápida, sin existir ninguna complejidad técnica que limite al escritor en su tarea.

Sin embargo, esa misma facilidad de uso repercute negativamente en las características de control existentes sobre el contenido. En WordPress es mucho más difícil que en Joomla! organizar los contenidos de una determinada manera, y cambiar las posiciones y el orden de los datos.

En próximos artículos analizaremos otras plataformas existentes y sus vínculos con las posibilidades de exposición visual de los contenidos y los datos, especialmente de cara a la gestión de periódicos y medios de comunicación en línea.

Deja un comentario