Instagram podría vender tus fotos…y no pagarte

cantabria diario fotografias194La polémica ha saltado en pocas horas. Después de una actualización de las Políticas de Privacidad y los Términos y Condiciones de la popular aplicación de retoque de fotografías Instagram (ahora propiedad de Facebook) un editor de la prestigiosa revista CNET dio la voz de alarma Según las nuevas normas, Instagram podría, en la interpretación de Declan McCullagh, vender a terceros las imágenes enviadas a través de la aplicación sin pagar nada a los usuarios. El párrafo de la discordia dice textualmente: “Some or all of the Service may be supported by advertising revenue. To help us deliver interesting paid or sponsored content or promotions, you agree that a business or other entity may pay us to display your username, likeness, photos (along with any associated metadata), and/or actions you take, in connection with paid or sponsored content or promotions, without any compensation to you.” Resumiendo, el párrafo anterior viene a confirmar los temores de McCullagh y de muchos usuarios: Instagram puede comerciar con las fotografías sin pagar absolutamente nada a los creadores.

Un negocio complejo con unas reglas simples

Después de la compra por parte del gigante Facebook, parece que uno de los primeros movimientos de la gran multinacional con su nuevo juguete se podría interpretar como poco afortunado. Especulando, quizá, si Facebook pretende entrar en el mercado de los bancos de imágenes, lo primero es aplicar una política de pagos a los creadores, sin olvidar tampoco una política de gestión de contenidos, ya que una red social fotográfica como Instagram no se puede considerar un banco de imágenes convencional al carecer de todo tipo de garantías. La fotografía de archivo es un negocio complejo con unas reglas simples. Esas simples reglas, sin embargo, son absolutamente decisivas para desarrollar un negocio sano de venta de imágenes. Instagram, que carece absolutamente de todas esas reglas, si finalmente realiza la venta de imágenes de los usuarios sin su consentimiento expreso, no solamente creará muchos enfados sino también problemas de tipo jurídico a los compradores. El tiempo, o los responsables de comunicación de Instagram o Facebook, nos mostrará los derroteros por los que navegará la historia de Instagram después de esta reciente polémica.

Actualización: Después de la polémica, Instagram actualizó sus Términos y Condiciones eliminando las partes que habían originado esta polémica.

 

Deja un comentario