«Una luz en el hampa» (Samuel Fuller, 1964)

«Una luz en el hampa» (Samuel Fuller, 1964)
«Una luz en el hampa» (Samuel Fuller, 1964)

«La escandalosa historia de una mujer de la noche» es el eslogan que luce en la edición española en DVD de la película «The Naked Kiss» (Samuel Fuller, 1964), lanzada por OK Records en 2007. El fondo de la película contiene mucho más que el escándalo adelantado por el eslogan, porque se trata de un intenso drama en el contexto del cine negro con toques de “neo film noir”.

La traducción del título al español, “Una luz en el hampa”, a priori puede parecer desacertada, aunque según va avanzando el metraje nos damos cuenta de que la traducción no está tan mal, ya que capta parte de la esencia del personaje de la protagonista. Sin embargo, el título original es mejor, como casi siempre.

Aviso: si no has visto la película y quieres verla, no sigas leyendo. El resto del texto podría desvelar algunos detalles importantes de la trama.

The naked kiss, «Una luz en el hampa», (Samuel Fuller, 1964)
The naked kiss, «Una luz en el hampa», (Samuel Fuller, 1964)

Kelly (Constance Towers) es una mujer de la vida que, tras una experiencia traumática, huye y se refugia en la pequeña ciudad de Grantville.

Allí intima con Griff, que la lleva a su apartamento y la chica le revela que ha descubierto que él es policía.

También el hombre descubre la profesión de la chica y le ordena que se traslade a otra ciudad, pues en la suya no se admiten mujeres “de su clase”.

Desde el primer momento, a través de un impactante comienzo, sabemos que nos encontramos ante una película diferente. Por su fondo (los temas que trata) y por su forma, la obra de Fuller se aleja de las corrientes más comunes del cine comercial de la época.

En cuanto a la forma, la película está filmada en blanco y negro, y posee una soberbia dirección de fotografía, a cargo de Stanley Cortez.

Sin lugar a dudas, la elección de la fotografía en blanco y negro no es casual. Es una seña de estilo y una manera de narrar la historia con más profundidad.

El blanco y negro aporta más dramatismo a la película, y los juegos de luces y sombras dotan a la película de una atmósfera muy lograda. Con el expresionismo visual por bandera, la película nos atrapa desde el primer fotograma.

La dirección de Fuller es impecable, con planos concisos y directos. Y la interpretación de los actores, de primer nivel, especialmente Constance Towers. La sobria elegancia de la protagonista se hace patente durante todo el metraje, y dota a su personaje de una sólida posición ética ante la vida.

Hipocresía social

En cuanto al fondo, se trata de una impactante película, en la que se tratan temas poco habituales en el cine estadounidense. La obra es capaz de hacer que el espectador reflexione sobre temas muy controvertidos.

Dos temas — la hipocresía social y las falsas apariencias — son reflejados con toda su crudeza en esta cinta, que posee varios momentos soberbios en los que se describen esas actitudes sociales. Para los cínicos ciudadanos de la ciudad, la forma de vida de Kelly como “mujer de la vida” es reprobable, pero al mismo tiempo muchos de ellos recurren en secreto a ese tipo de servicios.

Falsas apariencias

Además, la película trata sobre las falsas apariencias: cuando alguien pretende ser de buena familia, de buena posición y de buena apariencia social, pero esconde un terrible secreto.

La escena del momento en el que se desvela ese terrible secreto está rodada con maestría y mesura. El horror se sugiere, no se muestra. Y el monstruo intenta justificar sus repulsivas acciones, sin éxito, porque se encuentra ante una mujer como Kelly, que pese a su pasado tiene más moral y ética que muchos de los hipócritas que la desprecian.

En resumen, la certeza y la dureza de esta película a la hora de reflejar todos estos factores de la hipócrita sociedad norteamericana y las falsas apariencias, convierten a «Una luz en el hampa» en una pequeña joya de cine serie B que, sin duda, merece un lugar destacado en la videoteca de un coleccionista cinematográfico.